¿Sabes-
una cosa?

7 octubre, 2016
La primera visita de Miguel de Cervantes a Córdoba
2 febrero, 2017
 
¿Sabes una cosa? Creo que estaba confundido. Creía que pensamos poco, pero me convenzo de que no pensamos nada. No reflexionamos. Esta vida trepidante nos lleva de un sitio para otro como pollos sin cabeza (¡perdón!). Empiezo por mí. Por ello, desde este blog te invito a que me ayudes, a que me eches una mano. Y puede que entre tú y yo encontremos un modo de ayuda mutua…

Empecemos por la POLITICA, tan denostada por los políticos. La mayoría de la gente repite como papagayos que todos los políticos son lo mismo. ¿Estás de acuerdo? ¿Si? Yo creo que es un error garrafal. Si todos son iguales… ¿qué podemos hacer, nada? La política es necesaria para la organización de esta injusta sociedad. Absolutamente necesaria. Si no tendríamos que irnos al monte con las ovejas a vegetar… O a leer los versos de Garcilaso de la Vega, en boca de dos pastores…

Otra cosa, tachamos con razón a los políticos de no trabajar, de no ganarse el sueldo, si es que no se dedican a trincar pasta… Puede que ocurra. Además como todos lo repiten, ello te induce a aceptarlo como una verdad. Sin embargo, yo añadiría algo. Es que los ciudadanos al depositar el voto en las elecciones olvidamos su gran importancia. Nuestro voto sirve para que los políticos organicen de una u otra manera la vida, la enseñanza, la sanidad,..

¿Sabes una cosa? Que viene bien que intercambiemos ideas desde este maravilloso campo de mi Blog, que puede ser tuyo desde el momento que te decidas a responder…

¿De qué podemos hablar mañana? De lo que quieras. Propón un tema que te llame la atención… Por mi parte, te propongo uno. El tema de esa edad tan, tan difícil, LA ADOLESCENCIA, a medio camino entre la edad adulta y la infancia. Una edad, por otra parte, enriquecedora, desmesurada, en terreno de nadie,… Tengo que convencer a una amiga para que nos cuente alguna de sus experiencias. ¡¡¡Te vas a quedar de piedra!!! Te espero. Reniego de los que afirman que la juventud es una enfermedad que se cura con los años. Hasta mañana.

Francisco del Valle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *